Rabia urbana vs paresiante, la importancia de la vacunación

Rabia urbana vs paresiante, la importancia de la vacunación
Rabia urbana vs paresiante, la importancia de la vacunación

A RAIZ DE LOS CASOS DE RABIA QUE FUERON CONFIRMADOS EN CERCANÍAS DE LA LOCALIDAD DE AMBUL, ES PRUDENTE HACER UN REPASO DE ESTA MORTAL ENFERMEDAD Y TOMAR CONCIENCIA QUE LA UNICA FORMA DE PREVENIRLA, ES VACUNANDO.

La rabia es una enfermedad infecciosa, zoonótica ( que pasa del animal al hombre), caracterizada por alteraciones del sistema nervioso, producida por el virus de la rabia, perteneciente al Género Lyssavirus de la Familia Rhabdoviridae.

Podemos dividirla en :

 RABIA URBANA Es la que ocurre en las ciudades, siendo el perro el transmisor y afectado más importante, seguido por el gato y el hombre. Cuando un perro no vacunado tiene contacto con algún animal silvestre con rabia (un fin de semana por ejemplo cuando los llevamos al campo o si toma contacto con algún murciélago enfermo en la ciudad), puede contagiarse. Desde ese momento, este perro infectado puede ir mordiendo otros perros no vacunados y seguir propagando el virus,  en el peor de los casos mordernos a nosotros.

El virus se elimina por la saliva durante varios días (hasta 10) antes del comienzo de los síntomas y durante todo el período de sintomatología clínica. El virus presente en la saliva es inoculado por la mordedura en el tejido subcutáneo y muscular, en el cual puede sufrir una multiplicación y luego avanzar hacia el Sistema Nervioso Central (SNC) siguiendo el trayecto de los nervios periféricos, a una velocidad máxima de 3 mm por hora. Cuando llega al SNC ingresa a las neuronas y comienza su multiplicación en el citoplasma de las mismas. El tiempo que tarda en alcanzar el SNC está condicionado por la cercanía de las mordeduras infectantes al mismo, la ocurrencia de mordeduras múltiples, la profundidad de las mismas, la inervación de la zona, la cantidad de virus inoculada, su patogenicidad y la ausencia de tratamiento inmediato de las heridas. Cuando el virus alcanza el sistema nervioso central produce una encefalitis con degeneración neuronal muriendo el infectado por un paro respiratorio.

 

LA RABIA PARESIANTE  es la transmitida directamente por la mordida de murciélagos hematófagos ( Desmodus rotundus)  o más conocidos como “ vampiros “ ya que se alimentan de sangre fresca.Los vampiros viven en colonias de 100 o más animales. Los refugios de estas colonias generalmente son casas abandonadas, galpones, alcantarillas, cuevas o troncos de árboles huecos.

La cadena epidemiológica comienza cuando una comunidad de vampiros se contagia de rabia por la llegada de un vampiro enfermo de otra colonia.

Estos se vuelven muy agresivos, se muerden entre ellos y se contagian la enfermedad. Durante el periodo de incubación, eliminan el virus por saliva (10 a 15 días antes de las manifestaciones clínicas).

Estos murciélagos hematófagos infectados muerden a bovinos, ovinos, equinos, cerdos, generalmente en la tabla del cuello, cruz, la corona del casco, vulva y los infectan.

Algunos de los síntomas observados en el Bovino son, aislamiento, cambia su mugido, este es más ronco, luego presenta dificultad para caminar, debilidad en los miembros posteriores, presenta trastornos en la deglución y la saliva le corre por la boca.

Mantiene la cabeza erguida, las orejas firmes y los ojos bien abiertos. Hay deshidratación y constipación.

Sobreviene parálisis de los miembros, impidiéndole pararse y pierde sensibilidad.

Muere entre el 4º y 5º día luego del comienzo los síntomas.

El único diagnostico válido es el que se realiza en laboratorio.

La única forma de prevención es mediante la vacunación de todo el ganado bovino, ovino y equino con dos dosis aplicadas con 20 a 30 días de intervalo. Luego se revacuna una vez al año.

Precauciones y recomendaciones

○  Cuando aparecen animales con problemas en la deglución, siempre manipular la boca con guantes.

○ Para enviar el cerebro al laboratorio, se deberá trabajar con guantes, abrir con cuidado el cráneo con un serrucho y poner el cerebro en doble bolsa de nylon y refrigerado, en una caja bien cerrada e identificada. Las muestras deben ser tomadas por un profesional

○ A los animales muertos con síntomas de rabia se los debe quemar, utilizando leña

o neumáticos viejos. El virus se destruye a una temperatura de 80ºC.

○ No utilizar la carne de estos animales para consumo humano, ni alimentar a los perros.

○ Identificar las colonias de vampiros, y avisar a las autoridades sanitarias.

○ Nunca se deben quemar los refugios de vampiros, porque éstos irán a otras colonias y dispersarán la enfermedad.

○ Tener cuidado cuando se ven murciélagos en el suelo o en las casas. Con precaución matarlos y quemarlos.

○ Se recomienda a las personas que puedan estar expuestas al contacto con animales rabiosos que se vacunen.

 
 Dra Cecile M. Barret
Médica Veterinaria M.P 2186
Acreditación Brucelosis Nº 01-7292
Acreditación tuberculosis Nº 02-6046
Acreditación sanidad equina 05-0067-03
cel:03544 - 15468190