Mina Clavero: Experiencias de alumnos de la Universidad Siglo 21

Mina Clavero: Experiencias de alumnos de la Universidad Siglo 21

La modalidad de estudio es virtual y cursan una vez a la semana. Esto les posibilita a los alumnos trabajar de forma paralela.  

 

La universidad Siglo 21 funciona hace 9 años en el valle de Traslasierra y es coordinada por Maximiliano Cuestas y Lucas Guzmán como tutor. De la sede en Mina Clavero egresaron 30 alumnos de diferentes carreras. La institución se ubica en La Piedad 1760, esquina Milac Navira.

Conversamos con Brandon Britos y Marianela Maitino, alumnos de la universidad que nos contaron su experiencia como estudiantes.

“Es como sentirse en casa porque somos todos compañeros, nos conocemos todos. Curso una vez a la semana y podes mandar mensajes y resolver todas las dudas que tenés. Te da la posibilidad de trabajar y estudiar, y te hace valer por vos mismo porque no dependes del dinero de tus padres”, contó Marianela que cursa el segundo año de la carrera de Martillera Pública.

Por su parte, Brandon relato su experiencia: “Esta bueno porque te da la posibilidad de poder estudiar en tu pueblo y te dan facilidad de venir una vez a la semana y rendir todas las materias”.

Marianela detalló cómo es la modalidad de estudio: “Es todo virtual, no tenemos un profesor, nuestra relación con ellos es vía internet y si tenés dudas llamas por teléfono para comunicarte con los profesores o les escribís un mail. De modo físico tenemos a dos tutores, que son los encargados de pasar las notas, etc, y te ayudan si tenés algún problema”

Sobre esta forma diferente de estudiar, Brandon contó: “Al principio cuesta el tema de no tener personas físicas enfrente para sacarte la duda instantáneamente. Pero te conectas y a los 10 minutos te la sacas, así que en definitiva es lo mismo”.

“También nos sacamos las dudas entre los compañeros, y nos cruzamos con otros alumnos de otras carreras, ahora están entrando los de primer año y nos vamos ayudando entre nosotros”, concluyeron los jóvenes.

Entrevista: Anibal Chirino