La pandemia nos mostró las desigualdades

La pandemia nos mostró las desigualdades

Al finalizar las vacaciones de invierno y ante la falta de certidumbres acerca de cómo será la segunda mitad de año para los estudiantes de la provincia de Córdoba, Laura Bello, directora del Ipem 285 de Mina Clavero y de los anexos rurales en Los Cerros y La Ventana, brindó un panorama de la situación educacional en nuestra zona y de cómo seguirán trabajando.

La profesora precisó que en un principio desde el Ministerio de Educación provincial se les había solicitado a directivos y docentes que elaboraran protocolos para un posible regreso presencial a las aulas, además de informes acerca del desempeño de los alumnos durante el aislamiento. Sin embargo, ante el aumento de casos de covid en la provincia las disposiciones cambiaron.

Hoy las instrucciones son que la planificación de contenidos y metodología de trabajo deben hacerse hasta el mes de diciembre: “no hay por el momento ningún tipo de perspectivas de volver al aula de manera normal”. Solamente se está buscando la posibilidad de implementar alguna forma de clases semipresenciales con los sextos años, el resto de los cursos seguirían estudiando virtualmente rescatando en cada área los contenidos ineludibles que los chicos necesitan en la etapa que estén transitando.

Bello destacó el resultado que dio, particularmente en el Ipem 285, el uso de WhatsApp, debido a la inmediatez y el acceso que la mayoría tienen a la red social. Apostando, además, al apoyo de la familia que fue fundamental en la primera etapa para conocer a los alumnos de primer año, a los que recién ingresaban a la escuela y para contactarse con aquellos que tuvieron dificultades en la realización de actividades.

La situación de pandemia reveló las desigualdades y las realidades que tienen los hogares. Hay estudiantes que no tienen el acceso a un lugar tranquilo para estudiar, computadora, conectividad o deben compartir un teléfono con sus hermanos para recibir y enviar tareas. Acá se demostró la importancia del “edificio escuela” donde los adolescentes asisten y se equiparan las posibilidades.

Además, remarcó el trabajo de los docentes que debieron flexibilizar horarios y disposición para lograr llegar a los alumnos. Particularmente los preceptores que son quienes están más cerca de los chicos y sus familias. El equipo docente es quien sostiene la escuela hasta con sus propios recursos.

La modalidad a distancia seguiría hasta diciembre y es por eso que es muy importante que los estudiantes no se desvinculen de la escuela, aunque se atrasen; que ellos o un adulto se comuniquen con los docentes, preceptores y puedan buscar la manera de que sigan con su formación. Desde los centros educativos se brindan diferentes herramientas de acuerdo a los recursos y posibilidades que tengan cada uno de ellos. Esto es primordial ya que a la vuelta a la normalidad o al cierre del ciclo se evaluará el trabajo durante el año y se calificará de acuerdo al desempeño y a los medios que tuvieron para cumplir con las tareas.

¿Cómo directiva y docente crees que el sistema educativo está preparado para establecer una modalidad semipresencial o a distancia, en caso de que no se pueda retornar a las clases normales?

Creo que no.  Porque las realidades son muy distintas.

Si habláramos del 285 la podríamos llevar adelante, no de manera virtual porque no hay conectividad, pero si recursos y casi todos nuestros alumnos viven en Mina Clavero, Cura Brochero o Arroyo de Los Patos; entonces nosotros podemos acceder a esos chicos y a esas familias. Tenemos dos alumnas que viven en Los Hornillos, una en Ámbul y todos los demás viven acá. Pero hay escuelas donde sus estudiantes viajaban 40 minutos para llegar a clases y chicos que viven en lugares sin conectividad, entre otros obstáculos.

Considero que esta situación nos hizo ver diversos problemas que existen, gubernamentalmente habría que ajustar muchas cosas. Estamos muy lejos de eso.

Creo que vienen tiempos muy complicados donde hay que fortalecer el diálogo y ser muy empáticos con los estudiantes, la familia y también con los docentes.