Don Aquiles Telabate: EL ZONZO SIEMPRE SE PARA EN LA LOMA

Don Aquiles Telabate: EL ZONZO SIEMPRE SE PARA EN LA LOMA

Venía por la San Martín y pegué la vuelta, justo en el Hotel Marengo, como agarrando pa'l Puente Amarillo. Justito ahi, estaba el Carlos y no me aguanté de la curiosida.

- Así que vino el delegado del Alberto, de los Rodríguez Saa, -le dije curioso, como para invitarlo a que me cuente un poco más-…

- Si -me contestó el Carlos, que ahí nomás arrancó-, estamos armando para el Alberto, Dicola en Córdoba y acá también nosotros…

- Quienes están armando? -lo provoqué pa' que me siga contando-

- Quienes vamos a ser… los peronistas que no andamos coqueteando con Macri y por aquí, a los que no nos gusta nada la Unión por Córdoba con el julito como capanga…

Ahí fue que me acordé que los del movedepo -que ahora se metieron en el Partido Solidario- les prestaron la casa de los titiriteros para que se junten y empecé a atar cabos, mmmhhhh…

- No vaya a ser que le compliquen la elección a Manzanelli, ustedes, che… -le dije pa'que siga- y arranqué caminando como pa' dejarlo con la última palabra sin decir.

Lo único que alcancé a ver, cuando me di vuelta, fue la sonrisa al Carlos y la mano que movía para saludarme y despedirme…

 

Crucé el puente amarillo, y me fui llegando hasta la Clínica de la Clemic. A esta altura del partido, uno siempre tiene que visitar al dotor cada tanto con algún mal.

Saludé al juanjo, que estaba sentado en la puerta de la hostería, como pensando en la temporada y crucé.

 

En la puerta estaba el Jorge, caliente como una pava.

Pensé que era por la espera, pero no, era por la política.

- Cómo andas, Aquiles? Se me adelantó.

- Acá me ve, medio rengo, le respondí y, como sabiendo en los pasos que ando, arrancó sin que nadie se lo pida...

- Ta complicao el asunto; en de mientras nosotros nos seguimos peleando por figurar, el chivo se relame… -me sacudió sin anestesia, bien que estábamos en la puerta de la clínica-

- Y si, pero falta mucho, hay tiempo -le respondí-, de seguro que el chivo hace las elecciones después de mayo, capaz que agosto o si no en octubre.

- Capaz -me devolvió al toque, entre caliente y resignado-, pero entre la Rita que está en todos los actos pa' figurar, el César que es un ave negra que algo anda rosqueando y el Carlitos que está subido al caballo y calcula que es el dueño de los votos, no sabés como va a terminar esto… pa' pior el Luis anda tan desesperado por no quedar afuera y es capaz de arreglar hasta con el Chivo, y ahí si te quiero ver… -se lamentó, para seguir, como cachetada de loco-, para peor hasta se nos está yendo gente con esos del partido solidario, acá y en varios pueblos más, y acá no hay que despreciar a nadie ¿qué les ofrecen estos tipos?…

- Anda a saber, pero cuando muestre la billetera Unión por Córdoba, ahi si que los quiero ver -lo consolé-, vas a ver como vuelven estos que ahora se hacen los locos, vos sabes que en esta vida, y más en la política, todo tiene su precio…

- No te vas a creer, algunos puede ser, pero no todos… es un moco bárbaro este asunto.

- Y quienes son esos... como es? los del partido solidario…

Unos cuantos parece… está el profe Salinardi en Mina; pero también está el Carlos en el Arroyo, el que fue presidente comunal; en Panaholma el Morán ese que está en la comuna, y hay acá en Brochero, en Nono, en Las Calles… que se io, medio plaga son...

 

Lo despedí al Jorge que se ya se iba para Brochero y me quedé pensando.

Hasta ahora se sabe que solamente en Las Rabonas y Brochero es capaz que las elecciones no sean en mayo.

Los demás son todos del Schiaretti, así que de seguro van juntos.

Los de Unión por Córdoba, dicen que están tranquilos porque ganan sin sacar la fusta, capaz nomás… pero a seguro lo llevaron preso más de una vez… mastiqué para mi solo.

Sin ir muy lejos, en Mina han ganado las dos veces apenitas y con votos que no son todos de ellos, así como así.

En Brochero, le tienen que ganar al Chivo, que tiene más mañas que chico malcriado y arregla hasta con el Diablo con tal de salvar el cuero.

En Nono, parece que el Mariano no quiere más… vamos a ver, será el Juan entonces? Tendrá uñas pa' guitarrero?

Por ahora tenemos el diario del viernes y todos arman el prode como más les gusta… no sea cosa que vengan las lágrimas con el del lunes porque te tapan en tierra.

 

En eso me llamó la secretaría para preguntarme que quería y me recordé que iba al dotor para que me explique por qué me duele tanto el pie… tanto, pero tanto me jode que me di cuenta que la enfermedad, como la política, siempre se termina metiendo con uno, aunque uno no quiera saber nada con ellas.

 

Aquiles Telabate