Coaching de vida: Sobre liderazgo

Coaching de vida: Sobre liderazgo

Hay distintas formas de ver al liderazgo, una de ellas es la que ve al líder como el jefe,  el que manda, el que tiene una posición de autoridad, quien dice qué y cómo debe hacerse algo, el que controla, el que hace que los otros hagan lo que hay que hacer. Desde esta perspectiva puede verse al liderazgo como herramienta para manipular la voluntad de los demás, donde se entiende a los otros como recursos, o sea, como recursos humanos.

 

            Pero, ¿son recursos los humanos?, ¿o son personas? Si los entiendo como recursos, ¿no los estoy cosificando? Si los transformo en cosas, ¿cómo se sienten? ¿hay diferencia si las personas trabajan con mal-estar o con bien-estar? ¿con cuál de estos estados se produce más? ¿hay diferencia si las personas van a disfrutar su trabajo, que si van a sufrirlo?

 

Propongo otra interpretación donde podemos ver que líder, en lugar de alguien que manipula, es alguien que lidera. Desde esta perspectiva cada uno de nosotros lideramos algo cuando elegimos hacernos cargo de alguna situación o momento. Entonces resulta que lideramos cuando nos comprometemos con algo que pasa o que queremos que pase con nuestros hijos, en nuestras relaciones, en nuestros trabajos, cuando nos hacemos cargo de algo en cualquiera de nuestros roles.

Por lo tanto el liderazgo tiene que ver con elección y servicio, con elegir poner nuestra capacidad de acción al servicio de algo, entendiéndonos libres y poderosos (poder de hacer, no de manipular).

 

Esta interpretación nos permite ampliar nuestra visión, y por ejemplo distinguir que es lo importante cuando lideramos, más allá de buscar que algo suceda, más allá del resultado que queremos obtener; cuando lideramos también sostenemos otros compromisos que nos resultan importantes, como por ejemplo nuestros valores, el cuidado de las relaciones y nuestro propio cuidado. ¿Qué pasa si vamos por el resultado a cualquier precio? ¿Qué pasa con nuestras relaciones con los otros? ¿Qué pasa con la relación con nosotros mismos?

 

Entonces en este nuevo escenario, el líder puede ser entendido como alguien creador de confianza, generador de contextos, alguien que está al servicio del otro, quien ve el potencial de los otros y que facilita su desarrollo.

 

Te invito a opinar o a que me envíes tus inquietudes por e-mail.

Hasta la próxima semana.

Un abrazo, buenos vuelos y cielos azules.

 

Pablo D. Busse

Coach Ontológico.

http://pablobusse.coach/