A esos héroes silenciosos

A esos héroes silenciosos

El 2 de Junio es un día especial y muy significativo para quienes tenemos la dicha de conocer el trabajo y la entrega de esos locos de naranja.

El toque de sirena, el traje de gala, los ascensos y todas esas cosas que siempre formaron parte del ritual que cada dia del Bombero Voluntario Argentino se esperaba con ansias para celebrar con alegría y mucha camaradería.

Hoy las cosas son algo diferentes, no hubo acto y solo pequeños gestos como izar la bandera en los cuarteles y tocar la sirena, se constituyeron en la forma de recordar y visibilizar la enorme labor de las personas que forman parte de las instituciones bomberiles de nuestra zona.

Y aunque las cosas en este 2020 se nos presentan de un modo inesperado y particular no quiero dejar de contarles de mi respeto y admiración. No solo por no dudar en ayudar a quien lo necesita, por las largas horas en el frente y por las interminables capacitaciones para superarse dia a dia. Sino también, por el momento que dejan a sus hijos para salir a una emergencia sin saber cuanto se tardarán, por los almuerzos que no llegan a comer porque el deber los llamó, por las horas de guardia, por el escaso reconocimiento de los mezquinos y por un millón de razones que los convierten en silenciosos y valientes héroes.

Feliz dia en estos tiempos donde también continúan en el frente, feliz dia por la enorme vocación de la que están hechos, feliz dia por darnos la tranquilidad de que si los necesitamos ahi van a estar.